Aunque no es un lugar desconocido, su difusión es mínima salvo en los territorios próximos y tanto por su valor histórico como la obra en sí, merece ser incluido en nuestro como sitio “LINDOS”

Se trata de una obra arquitectónica construida por los jesuitas a principios del siglo XVIII para conducir el agua del río Oro hasta su hacienda de Xalpa.

Los padres Pedro Beguiristain, Pedro Sobrino y Santiago Castaño dirigieron la obra que quedó inconclusa por la expulsión de la Orden en 1767.

Finalmente, en 1854 el tercer conde de Regla, D. Manuel Romero de Terreros, que había heredado la hacienda hizo completar la obra.

Consta de 43 arcos y una longitud de 438 m. alcanzando una atura de 61 m. y aunque en su época fue considerado como el más alto del mundo probablemente olvidando en que los romanos construyeron en Segovia que sigue en pie, no deja de ser una impresionante obra construida en un lugar de acceso complicado y con unas proporciones que aun hoy en día se antojan impresionantes.

Situado en un bonito entorno aceptablemente cuidado y con instalaciones básicas constituye una visita imprescindible entre dos bonitas localidades incluidas en el listado de Pueblos Mágicos de México: Villa del Carbón con importantes reminiscencias de la zona salmantina española y Tepotzotlan con una bonita iglesia muy representativa del churrigueresco mexicano.

 

Descargar el track para GPS