13.- Desde Guanaqueros hasta Fiambalá. En la cuarta etapa del Rallye Dakar 2014

Una vez pasadas las fiestas,
iniciamos la última aproximación al recorrido del Rallye y, desde el nivel del
mar en La Serena, la ruta no deja de subir hasta los 4.779 metros del Paso Agua
Negra.
Aún en la zona de los 2.000
metros hacemos una noche de aclimatación y aprovechamos para una visita a la
zona de producción de vino más importante de Chile en donde también hay varias
destilerías de Pisco, una de las cuales visitamos. Es el valle Elqui.
Reanudada la marcha y tras dejar
atrás la aduana chilena  ya rodando por
pista, hacemos un alto para comer a 2.800 metros de altura. A
través de un magnífico paisaje de montañas de todos los colores remontamos el
puerto, en donde, a pesar de la fatiga que la altura nos produce y del viento muy frío que sopla, hacemos alguna foto para el recuerdo e iniciamos el descenso ya
en el lado argentino. Hay que llegar a la aduana argentina para evitar que
salgan a buscarnos y entre ambas hay alrededor de 180 km de pista regular y
algún otro inconveniente inesperado. Justo delante de nosotros se desprenden
varios bloques enormes de piedra que nos cortan el paso. Es necesario usar eslingas
y los camiones para franquearlo. Con la noche ya instalada llegamos a la aduana
que pasamos sin problemas.
Un pequeño problema mecánico nos
hace pasar la mañana en Las Flores, el pueblo de la aduana y de esta forma y
casi por milagro nuestros amigos chilenos con su overland Mercedes tras superar
también algún percance se reúnen con nosotros.
De esta forma llegamos a
Guandacol que es la localidad en la que coches y camiones van a iniciar en dos
días la especial de la cuarta etapa. Recorremos unos 20 km de la pista a fin de
localizar un emplazamiento adecuado para ver el paso de los participantes y
localizamos un alto desde el que se ve un tramo largo y difícil para los
pilotos. El calor es realmente insoportable y al faltar dos días para la
etapa decidimos ir a visitar un parque nacional próximo para pasar algún tiempo en el ambiente climatizado de nuestras cabinas.
Hicimos la visita del parque a
bordo de un camión adaptado y resultó interesante, recorriendo un cañón por el
lecho de un río ocasional con bonitas formaciones rocosas, fauna y flora
autóctona. El parque es Patrimonio de la Humanidad y se llama Talampaya.
Al llegar la noche del día
anterior a la etapa y estamos situados en nuestra tribuna particular a la
espera del paso del Rallye que se produjo a partir de la una del día siguiente.
Sobre el espectáculo diré
únicamente que a quien le guste  este deporte no debería perderse al menos
una vez en la vida una etapa del Dakar. Además para nosotros el disfrute
fue doble ya que por radio supimos que la clasificación de motos la lideran dos
españoles y la de coches otros dos. Barreda líder de motos y Carlos Sainz de
coches.
Cuando pudimos abandonar la
pista, ya de noche, intentamos llegar a Chilecito a tiempo de ver la salida del
día siguiente, pero únicamente conseguimos ver el desmontaje del parque
cerrado.

Un pequeño y terriblemente
caluroso desplazamiento nos lleva a las termas de Fiambalá en donde pasaremos
la noche.

Vistas de Guanaqueros. Allí pasamos el Fin de Año.

Paso de Agua Negra 4.679 m con alguna peripecia.

Entrando en La Rioja. La de Argentina , claro…

Vistas del Parque Nacional Talampaya 
Nuestra tribuna para ver la 4ª etapa del Dakar
Un Man en acción y Carlos Sainz ganando la 4ªetapa
¡Impresionante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.