Palenque, Capulálpam, Oaxaca, Monte Albán

La siguiente etapa, tras un intento frustrado de asistir en Tenosique a una fiesta  que prometía, debido a que las fechas que figuraban en nuestra guía eran erróneas hicimos alto en Palenque para visitar las ruinas.

En un estado de conservación algo peor que lo visitado hasta ahora, no dejan de ser realmente impresionantes. Varias horas de caminar subiendo y bajando pirámides con un almuerzo al pie de una de ellas nos dejaron hacer una completa vista del parque arqueológico.

Planeábamos recorrer a continuación Chiapas para conocer el Cañón del Desaguadero, pero ante la unánime opinión, incluyendo a la policía, de que el recorrido sería incómodo sino peligroso y fieles a nuestra idea de minimizar riesgos de ese tipo, un larguísimo recorrido rodeando la zona nos lleva hasta uno de los llamados pueblos mágicos de México: Capulápam.

Un bonito, limpio y perfectamente organizado pueblo situado en un espléndido paisaje en el que nos tomamos un descanso de dos días.

Desde allí alcanzamos Oaxaca, ciudad que nos causó una magnífica impresión. Deambulamos por las calles del centro visitando el mercado, el Zócalo o plaza Mayor, el convento de santo Domingo de Guzmán y dedicamos casi un día completo a las ruinas de Monte Albán, otro lugar digno de ser visitado.

 

2 comentarios de “Palenque, Capulálpam, Oaxaca, Monte Albán

  1. Joaquin dice:

    G Supeeeeeeeerrrrr ……… Intento introducirme en vuestro nuevo formato , a ver , si lo consigo , y puedo seguir , vuestras andanzas , ya que no puedo estar con vosotros .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *