Brujas, Gante, Bruselas y Amberes

Salimos de París con destino Bruselas pero un reventón de una rueda trasera en plena autopista sin más consecuencias que algunos daños en el paso de rueda nos aconseja cambiar los planes y pasar en primer lugar por el pueblito holandés en el que está la empresa a la que ya le hemos comprado neumáticos alguna otra vez. Una noche a la puerta de la empresa y al final de la mañana siguiente el problema está resuelto.
Tomamos dirección Brujas en donde establecimos un cuartel general para visitar la propia ciudad y hacer dos escapadas en ferrocarril primero a Gante y después a Bruselas.
Todas las visitas  a la altura de las bonitas ciudades que son, con la curiosidad de que a poco de llegar a la Grand Place de Bruselas escuchamos música que parecía de gaita e incluso asturiana. Al acercarnos hacia el famoso (no sé muy bien porqué) Manneken Pis nos encontramos la estatuilla vestida de peregrino de Santiago y a un desfile de varios grupos folclóricos asturianos del Centro Asturiano de Bruselas que junto con una asociación local de amigos del Camino realizaban una ofrenda al apóstol con parada frente al meón. Un poco surrealista, pero a uno se le acelera el pulso con cosas como ésta. Espero que además del objetivo de la ofrenda al apóstol tuviera el efecto colateral de fastidiar (qué fino me he vuelto) a los del Pugdemont.
Terminadas estas visitas hemos llegado a Amberes, donde tras una breve visita al centro hemos preparado todo lo necesario para los más de veinte días de travesía y mañana embarcaremos.
La siguiente entrada será desde América…
¡Hasta pronto!
Interior de Notre Dame de París
Un Pit Stop de Magy con el Renault de Carlos Sainz

 

 

Brujas

 

 

 

Gante

 

 

 

 

Una siesta en Gante.

 

Bruselas

 

 

El niño meón vestido de peregrino y «chorralaire»

 

Pues sí, también está tomada en Bruselas.

 

2 comentarios de “Brujas, Gante, Bruselas y Amberes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.