Una sorpresa agradable: EL Parque Nacional Bryce Canyon

Siempre está presente la opinión muy favorable sobre los Parques nacionales de EE.UU., pero hay algunos que se encuentran entre los más famosos y otros menos renombrados. Entre éstos, en nuestra opinión, está el Bryce Canyon, que incluso no figuraba en nuestros planes. Craso error, pues es verdaderamente precioso.

Se trata de un anfiteatro cuajado de unas formaciones de roca arenisca multicolores que aquí llaman Hoo Doos (judus) que se cuentan por decenas de miles y que mires a donde mires siempre sientes el impulso de llevarte la cámara fotográfica al ojo. El parque se puede recorrer por una carretera de unos 25 km que lleva hasta el Rainbow Point o por una red de caminos perfectamente acondicionados y mantenidos que recorren el borde superior del anfiteatro uniendo los Sunrise Point, Sunset Point, Inspiration Point y Bryce Point o por el fondo del valle serpenteando entre los Hoo Doos. Nosotros hicimos una buena parte de los recorridos posibles en tres días de mucho caminar.

Es realmente precioso por lo que dejaremos que hablen las imágenes…

Un comentario de “Una sorpresa agradable: EL Parque Nacional Bryce Canyon

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.