Recorrido por la misiones jesuíticas. La Chiquitania. Bolivia sin tópicos.

Realizamos el recorrido por todas las misiones jesuíticas de la región
llamada Chiquitania en quince días, haciendo detenidas visitas no solo a las
propias misiones, sino también a los pueblos que las albergan, coincidiendo en
algún caso con las fiestas locales.
Se trata de ocho misiones declaradas Patrimonio de Humanidad por la Unesco
perfectamente restauradas en un recorrido de quinientos kilómetros
aproximadamente. En el orden en que las visitamos son: San Javier, Concepción,
San Ignacio de Velasco, San Miguel de Velasco, Santa Ana de Velasco, San Rafael
de Velasco, San José de Chiquitos y Santiago de Chiquitos.
Durante todo el recorrido, todo fueron facilidades para situar nuestro
camión, en ocasiones en lugares privilegiados y esto unido a una perfecta
información turística en cada unos de los enclaves  ha conseguido que la visita resultara una
magnífica experiencia.
Por destacar alguna anécdota, en San Miguel llegamos el día de su fiesta mayor
y cuando estábamos en el lugar que Ioverlander nos informaba como posible
acampada, decidiendo como situarnos por haber poca sombra, apareció doña
Rogelia, la propietaria de una quinta colindante y se interesó por nosotros.
Tras las presentaciones y los clásicos de ¿de dónde vienen?,  ¿les está gustando Bolivia?, etc.,  le comentábamos que, a causa del calor,
buscábamos una sombra bajo la que situar el camión. Inmediatamente nos abrió la
puerta de su finca y nos permitió acampar bajo un buen árbol. Mantuvimos con
ella varias conversaciones, supimos que tenía 74 años y una vitalidad
impresionante, que era una gran lectora y en consecuencia hablaba un muy buen
castellano.
Quizá la misión que nos dejó mejor recuerdo fuera Santa Ana (Ver el vídeo). Situada en el
pueblo homónimo, poco más que una aldea, 
tenía la iglesia en el lateral de una gran plaza, perfectamente
acondicionada y con enormes árboles que nos cobijaron del sol inclemente. Es,
sin duda, la más humilde de todas, pero precisamente por eso, su encanto es muy
especial. Sin duda a ese buen recuerdo contribuyó en gran medida  D. Lucho Rocha, conocido como El Guardián de
la Misión, la persona que cuando ya se iba hacia su casa, volvió para abrir de
nuevo la iglesia para nosotros, nos guió en todo el recorrido haciéndonos
partícipes de las historias vividas durante la restauración del edificio,
poniendo en marcha e interpretando alguna pieza en el órgano de 1555 que está
en el templo e incluso se arrancó con una canción en Bésiro, el idioma
utilizado aun en la región.
Durante el camino hicimos alto para pernoctar en algún pueblo en el que no
había monumentos notables para visitar, pero en todos los casos fueron lugares
agradables e incluso en el caso de Chochís con una caminata hasta el Santuario
de la Torre situado al pie de una espectacular roca de paredes verticales
llamada la Torre de David y en la última visita en Santiago de Chiquitos,
además de la iglesia hicimos la dura ascensión al mirador llamado Antesala del
Cielo desde el que se contemplan magníficas vistas del llamado Valle de
Tubavaca.



San Javier:

Concepción de Velasco:

San Ignacio de Velasco:

Santa Miguel de Velasco:

Santa Ana de Velasco:

San Rafael de Velasco:

San José de Chiquitos:

Ver vídeo «Folk ante la Misión«

Santiago de Chiquitos:

Fauna, flora, paisaje, fiestas…

Fiestas de San Miguel de Velasco

Ayudando a solucionar un problema
                                                                  San Miguel de Velasco

Escenario para fotografiar enamorados.
                                                                                        San Miguel de Velasco

Chochís. La Torre de David.

Mirador La Antesala del Cielo. Santiago de Chiquitos



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.