El Cañón del Colca

Desde Arequipa, con un alto en la laguna termal natural Agua Caliente, que
ofrecía buenas posibilidades para pasar una noche tranquila, pasamos un alto a
casi cinco mil metros con el camión fallando como una escopeta de feria y llegamos
a Chivay a la entrada del Cañón del Colca.
Una tranquila noche en la plaza central de Chivay y algunas compras para
hacer un corto primer desplazamiento hasta la localidad de Yanque, en donde dimos un
paseo por el pueblo y pudimos acampar en una plataforma a la orilla del río
Colca. Por la mañana una visita a las ruinas de Uyu Uyu que podrían ser interesantes pero que están destrozadas por una restauración que raya lo delictivo y con un
alto en Lari para comer llegamos al mirador de la Cruz del Cóndor dispuestos a
pasar allí al menos una noche y estar temprano en el propio mirador a la espera
de  la aparición de los cóndores.
Sin embargo estas aves decidieron tomar el pelo a los turistas madrugadores (no en vano hace ya algunos años  nuestra amiga Elsa decía que los buitres y por ende los cóndores eran de la familia de los «Tomapélidos») y lejos de aparecer como estaba previsto a las 7h 30 min de la mañana,
decidieron iniciar su show sobre las 10h 30 min. Para esa hora, Magy y yo
habíamos decidido no esperar más y comenzábamos una caminata no muy larga pero
dura a causa de la altitud hasta otro mirador llamado del Cura. Fue durante
ese camino cuando comenzaron a parecer muchas aves que nos sobrevolaban en
ocasiones a alturas mínimas sobre nuestras cabezas , lo que, dada su envergadura
próxima a los 4 metros, nos dejaba impresionados.
Algo más de una hora, que nos dejó un callo en el dedo del disparador de la
cámara, estuvimos disfrutando del espectáculo privado.
Después de comer decidimos acercarnos a Cabanaconde, el siguiente pueblo,
pero retornamos a dormir al mirador al comenzar una ruidosa fiesta en la plaza
que se oía por todo el pueblo.
Otra tranquila noche en el aparcamiento y un nuevo paseo matinal, en esta
ocasión con menos avistamientos, para emprender el retorno hasta el pueblo de Maca en donde
pernoctamos a fin de  ver el mercadillo que se organiza cada mañana al paso de los
turistas y con una nueva llegada a Chivay completaron la visita.

 Vizcacha

Este es un colibrí andino.

A veces hasta el teleobjetivo resultaba                                                                                                       excesivo.

Ver vídeo «Cañón del Colca»


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.